Diferencias entre librerías: Libros de segunda mano vs. libros nuevos

libros de segunda mano

En el post de hoy quiero aclarar algunas dudas que surgen cuando Xavi y yo decimos que tenemos una librería de libros de segunda mano. Nos hemos dado cuenta de que hay una serie de preguntas que se repiten con frecuencia, por eso voy a intentar explicar algunas de las diferencias entre las librerías “de viejo” y las “de nuevo”.

libros de segunda mano

Los libros de segunda mano y los nuevos

Las librerías anticuarias, también conocidas coloquialmente como librerías de viejo, venden fundamentalmente libros de segunda mano, descatalogados o antiguos.

Pero en realidad, en estas librerías puedes encontrar cualquier libro que alguien haya comprado y luego haya decidido vender. No imagines necesariamente libros antiguos, muchas veces vendemos títulos actuales.

Por otra parte, todos conocemos las librerías que venden las últimas novedades editoriales.

El precio de los libros

Las librerías de libros nuevos dependen totalmente de las editoriales. El precio de los libros queda fijado por ellas antes de que un libro entre en una librería. También está fijado por ley el porcentaje que gana el librero de la venta de cada libro e incluso el descuento que puede hacer en cada ejemplar.

En las librerías anticuarias el precio lo pone exclusivamente el librero. Es una ventaja no depender de las editoriales, no obstante implica que tenemos que hacer un trabajo extra, el de valorar los libros de segunda mano.

Esta tarea puede resumirse a grandes rasgos en que debemos tener en cuenta si el libro está en buen estado o tiene algún desperfecto, ver si existen más ejemplares en el mercado, valorarlo en función de la edición, el autor, la antigüedad, etc.

libros de segunda manoEn una librería de ocasión la mayoría de los libros resultan mucho más económicos que en una librería convencional. Como son libros de segunda mano los precios suelen ser más bajos, puesto que son ejemplares bastante modernos y que se pueden encontrar con facilidad. Incluso podéis comprar libros totalmente nuevos pero mucho más baratos, simplemente porque proceden de un resto de edición comprado directamente por los libreros a una editorial.

La excepción, lógicamente, la encontramos en los libros antiguos o de coleccionismo. Entonces los precios son más elevados, pero es porque se trata de libros especiales y difíciles de encontrar.

Los encargos de libros

Una de las ventajas de las librerías de libros nuevos es que puedes encargar un título y sabes que lo tendrás en unos días. Basta con que la librería solicite otro ejemplar a la editorial.

Las librerías de viejo no pueden hacer esto porque en muchos casos la editorial ni siquiera existe. Es verdad que algunos libreros buscan los libros descatalogados en otras librerías de viejo y luego los revenden al cliente que los había encargado, pero a mí personalmente me parece complicar un poco las cosas. No siempre es fácil encontrar el libro que te han encargado y no me gusta mucho el sistema de revenderlo en caso de localizarlo. Yo suelo recomendar a mis clientes que busquen en algunos de los grandes portales como Iberlibro.com. Otras veces les ayudo a localizarlo y luego les pido que lo compren directamente a la librería que lo tenga a la venta, es más barato para ellos y mucho más sencillo para mí.

¿Dónde se compran los libros?

Nos hemos fijado en que la gente siempre pregunta por el origen de nuestros libros. ¿De dónde salen esos miles de libros de épocas y materias tan dispares? En realidad la respuesta no tiene ningún misterio, los libros salen de las bibliotecas de particulares que por distintas circunstancias deciden vender sus libros.

En el caso de las librerías de libros nuevos ya sabemos que proceden directamente de las editoriales.

libros de segunda mano

El número de ejemplares

Una de las cosas en las que nos sacan ventaja las librerías de nuevo es en el número de ejemplares. Estas librerías no tienen ningún problema en ofrecer decenas de ejemplares de cada título.

En las librerías de viejo normalmente tenemos solamente un ejemplar por título. Así que imaginad la cantidad de libros distintos que tenemos. ¡Miles de libros equivalen a miles títulos diferentes!

Muchas veces nos preguntan si los hemos leído todos. ¡Como veis es sencillamente imposible!

Libros con historia vs. libros para estar a la última.

La verdad es que haceros elegir entre los dos tipos de libros o de librerías sería absurdo. A mí me encanta mi librería anticuaria y las de otros compañeros, pero tampoco me resisto a comprar libros nuevos. Lo mejor es disfrutar de las cosas buenas de cada tipo de librería.

Espero que os haya gustado este post y que hayáis descubierto algunas cosas sobre el funcionamiento de las librerías de viejo. ¡Gracias por leer el blog!

5 comentarios de “Diferencias entre librerías: Libros de segunda mano vs. libros nuevos

  1. yurihitootsuki dice:

    Somos Yuri y Marina: Nos ha gustado este Post muy aclaratorio sobre este asunto, es muy interesante saber los caminos diferentes que ha de tomar cada libros por su viaje del origen, del espacio y sobre todo del tiempo hasta llegar a nuestras manos. ¡ Salud por los libros !.

  2. Gonzalo Ramos Aranda dice:

    LIBRERIA DE VIEJO

    “Se vuelve lo más deseado, el hallazgo . . . inesperado.”

    Librería de viejo,
    la de aroma añejo,
    librería de usado,
    del tiempo pasado.

    Frecuentes visitas,
    todas exquisitas,
    lugar fascinante,
    misterio constante.

    Pisar laberinto
    del saber, . . . recinto,
    encapsulamiento
    del conocimiento.

    Como en docta gruta,
    emprender la ruta,
    seguir el camino
    de nuestro destino.

    Andar callejones,
    recorrer secciones,
    vagar por pasillos,
    estrechos corrillos.

    Vivencia, existir,
    mundano sentir,
    vitrinas, estantes,
    sorpresas bastantes.

    Mirar ejemplares,
    goces oculares,
    bellos empastados,
    folletos gastados.

    Observar impresos,
    volúmenes viejos,
    textos incunables,
    todos invaluables.

    Colecciones serias,
    las enciclopedias,
    ex libris, cultura,
    el arte es ventura.

    Curioseando vibro,
    ¡bendito es el libro!,
    en manos delicia,
    táctil la caricia.

    Hojeando las obras,
    la vida recobras,
    nostalgia, emoción,
    late el corazón.

    Clásico adorado,
    descatalogado,
    revistas añosas,
    esperan ansiosas.

    ¿Estudiar tú gustas
    las biblias vetustas?,
    esas más antiguas,
    hoy, están exiguas.

    Leyendo, no pecas,
    joyas, bibliotecas,
    de papel alhajas.
    tu ser agasajas.

    Precio, poco importa,
    su edición te aporta,
    sapiencia, instrucción,
    sabia educación.

    Librero anticuario,
    arca, relicario,
    que asilas los saldos,
    opacados, gualdos.

    Bodegas, tapanco,
    Cliente digno, franco,
    de segunda mano,
    Mercader, hermano.

    Repudio a lo injusto,
    el trato más justo.
    alma reconcilia,
    tomos, bibliofilia.

    Preservar el rito,
    lo demás . . . es mito,
    ¡hábito, fiel tradición,
    el hallazgo de ocasión!

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 14 de marzo del 2006
    Dedicado al Sr. Fermín López Casillas
    Reg. SEP Indautor No. 03-2007-082112003600-14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesitas ayuda? Habla con nosotros

×